Cómo cortas las uñas de los pies

Algo tan simple y tan necesario como cortarnos las uñas de los pies puede  llegar a ser una odisea. Y es que aunque sea muy fácil, tenemos que hacerlo bien si no queremos tener molestas inflamaciones, infecciones o uñeros. Debemos aprovechar que tenemos  todo lo necesario para poder cortarnos las uñas de los pies correctamente y disfrutar de unos pies sanos y bonitos.

Pasos previos

Es recomendable que nos cortemos las uñas de los pies una vez cada tres meses aproximadamente. Antes de cortarlas, es mejor que hayamos tenido los pies en agua templada y que los hayamos lavado bien con jabón. Así lograremos que las uñas estén más blandas y nos sea más fácil cortarlas, además de evitar infecciones. Recuerda que es importante que nos sequemos  bien los pies antes de comenzar.

Cómo debemos cortar las uñas

Lo primero que tenemos que tener en mente es que las uñas de los pies no son como las de las manos. Claro que nos gusta tenerlas igual de bonitas, pero se consigue de otra forma. Al contrario de las uñas de la mano, debemos cortarlas rectas, sin dejar bordes irregulares ni esquirlas y nunca intentando cortar los trozos de uña que han quedado a medias arrancándolos.

Además, aunque nos gusten cortas, es importante que dejemos unos dos milímetros de distancia, para que las uñas puedan protegernos.  También es importante que cortemos las uñas en una forma cuadrada para que los bordes de las uñas no se nos entierren en los pies y nos deje la uña encarnada.

A pesar de lo que muchos piensan, no es bueno quitar las cutículas de nuestras uñas a que si lo hacemos podemos sufrir infecciones. Es aconsejable, utilizar una lima y dejarlas lisas para evitar arañazos.

Al igual, que en toda nuestra piel,  debemos utilizar una crema hidratante que contenga urea, ya que es importante para una buena hidratación del pie.

Cuando nos cortamos bien las uñas de los pies evitamos problemas con los zapatos.

Cómo cortar las uñas de los recién nacidos

Esta es otro de las grandes odiseas. Miedo es la palabra que utilizan muchos padres. Pero no te preocupes, es bastante sencillo, tan solo hay que tener un poco de cuidado y saber utilizar el material. En primer lugar, nunca utilices un cortaúñas par adultos. Mejor si dispones de unas pequeñas tijeras. Sigue los mismos pasos como cuando cortas las de un adulto. Es necesario que queden bien lisas para que los niños no se hagan daño sin querer, pero no es aconsejable utilizar limas cuando son tan pequeños. Las uñas de los pies de un bebé se deben cortar una 1 vez cada dos semanas.