Ruben Nieto: fashion and beauty

Mis zapatos favoritos

Supongo que seria, aproximadamente, el año 1999, yo tenia unos 5 años y todo se veía desde un punto de vista muy diferente al actual, sobre todo, se veía desde una altura mucho mas baja, lo cual permitía observar detalles que hoy en día pasan desapercibidos.Siempre me he considerado una persona observadora y de niño podría decirse que era un tanto curioso. Recuerdo aquella imagen, agarrado a la mano de mi madre, que me permitía obtener mi altura entre los cúmulos de gente de mi ciudad ,siempre era la misma imagen, piernas y zapatos; Tacones de mujeres elegantes, playeros de gente deportiva, mocasines brillantes de empresarios que andaban rápidamente, botas con las que se protegían del frió, chanclas con las que evitaban el calor…   De esta manera los zapatos de todas aquellas personas que paseaban desordenadamente en varios sentidos y direcciones, más rápido o más deprisa… pasaban a ser el reflejo de sus propias personalidades, se convertían en una especie de cara la cual podía ver sin tener que alzar la vista. Todavía hoy en día, entre los cúmulos de gente, me paro a observar esas segundas caras que son los zapatos, bajando la vista  en un intento de transportarme a ese pequeño mundo en el que entonces vivía, intentado, nostálgicamente, capturar esa imagen que nunca se volverá a repetir del mismo modo.Sin embargo, hace unos días, esperando el autobús, me pare a mirar mis propios zapatos, los observe detenidamente, algo que solo suelo hacer en la tienda, cuando intento, difícilmente, decantarme por unos u otros.   Recordé cuando me los había comprado, ya hacia un año, cuando los vi en el escaparate y mi abuela me dijo que me los compraba como regalo de navidad, recordé, también, que eso me había dado  una gran alegría porque no tenía dinero para ellos en aquel momento. Eran unos zapatos  azul marino, con cordones blancos, recordaban la estética marinera, supe que tenían que ser míos en cuanto los vi. Intente hacer memoria de todas las veces que me había puesto esos zapatos… El cumpleaños de Laura, la fiesta del pueblo, la visita a mi prima Paula cuando nació, el viaje a Francia de fin de curso, esa obra de teatro que tanto me había gustado, el concierto de Love of Lesbian, la presentación del primer año como estudiante de artes…De repente un movimiento distrajo mis pensamientos, justo en frente de mis zapatos había otros, eran unos de un joven mas o menos de mi edad, eran negros , unos zapatos normales y corrientes pero con un toque juvenil, tenían unos cordones de color beige , atados descuidadamente con la intención de dar una imagen desenfadada… De repente desperté de ese mundo de zapatos y escuche una dulce voz:-Perdona ¿tienes hora? Alcé la mirada y, después de haber observado esa primera cara que siempre me ha gustado observar, vi su verdadera cara. Era un chico de mi edad, de pelo moreno un poco largo y unos grandes ojos azules. Ese día le añadí un recuerdo mas a esos zapatos; el día en el que conocí a la persona que mas feliz me ha hecho hasta el momento, mi otra mitad.Hoy puedo decir, que, quizás, esos sean mis zapatos favoritos.

Leave A Response

You must be logged in to post a comment.