Zapatos Temporada

Cuando  se habla de zapatos de temporada, se hace referencia a todo tipo de calzado que se ajusta a las cambiantes y actuales propuestas de la moda.

Las temporadas tienen básicamente dos grandes divisiones al año: una para primavera y verano, y otra para otoño e invierno. Esta división es bastante obvia pues hace referencia al clima. En los momentos del año donde la temperatura comienza a aumentar y sentimos oleadas de calor, el tipo de zapato a elegir deberá ser por supuesto, uno acorde a las necesidades, es decir, un zapato ligero que le permita al pie respirar y que en la mayoría de los casos se lleve sin calcetines. En la temporada de otoño e invierno, la situación es diferente. El frío nos hará cubrirnos los pies y buscar protección de la lluvia y la nieve, para esto el tipo de zapatos deberá ser especial en cuanto al diseño y lógicamente el material.

Los zapatos de temporada no sólo dependen del clima como ya se ha mencionado, sino también de las múltiples variaciones y alternativas que llegan al mercado gracias a la moda, los diseñadores, los medios y un sinnúmero de factores que cambian permanentemente. Generalmente, las primeras pintas de lo que se verá en tendencias durante un año, surgen a partir de las grandes y reconocidas marcas a nivel internacional, son ellas quienes imponen tendencias que luego se seguirán hasta la masificación. Por supuesto existen productores independientes que no se rigen por estos cánones y se dedican a un target especial que tiene unas necesidades diferentes.

Las ferias de calzado son una alternativa para los compradores de zapatos (a nivel empresarial), para darse cuenta de lo que viene en camino en términos de moda y calzado para hombres, mujeres y niños. Para el consumidor final, las revistas, la publicidad y las tiendas online, son sólo algunas de las formas de enterarse sobre las últimas tendencias.